"Todos mis poemas y escritos están protegidos
en el Registro de la Propiedad Intelectual de mi país,
por lo cual no se pueden reproducir sin mi autorización"

6 de febrero de 2009

ALZHEIMER


(A mi madre, que padeció la enfermedad de Alzheimer,
durante once largos años)



La belleza, la inteligencia,
sometidas, sumergidas,
en lagunas oscuras
sin posibilidad de un mañana

Sus ojos
en otro tiempo
resplandecientes de luz,
fueron interrogantes silentes,
del día a día, ausentes

Su voz
acariciante melodía
que aconsejaba y guiaba,
fue acallada atrozmente
en laberinto sin salida
presagio del amargo final

Sus manos suaves
cálidas como la seda,
se transformaron en palomas abatidas
sin posibilidad de volar

Su sonrisa
¡Dios… su sonrisa!
Acogedora y amante,
despejando dudas y malos humores,
se rompió en mil pedazos
al no poder soñar.


Isabel Miralles
9-1-2006

Os invito a escuchar mi poema, grabado con mi voz.
http://www.poemasdeisabel.com/poemas/alzheimer.imiralles.mp3

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Isabel me uno a tu sentir, mi padre también tuvo la misma enfermedad. Es una enfermedad cruel que sufren muchas familias en el mundo. Te envio un abrazo muy fuerte. Antonio Morales

Manuel Cortés Blanco dijo...

Lo mismo digo, Isabel. Gracias por compartir esa sensibilidad y ese sentir a los que me adhiero.
De hecho, conozco lo que expresas pues mi primer trabajo fue atendiendo personas con esta enfermedad.
Otro abrazo fuerte.

Manuel.

ISABEL MIRALLES dijo...

Gracias Antonio, sólo los que hemos tenido un enfermo de Alzheimer en la familia, podemos comprender lo doloroso que es.

Un abrazo.

ISABEL MIRALLES dijo...

Estimado Manuel, gracias por tu comentario. Si has trabajado con estos enfermos, conoceras lo duro que es esta enfermedad. Recuerdo a mi madre con muñeco siempre en sus brazos y su mirada, inmensamente azul, mirándome... sin reconocerme. Eso no se olvida nunca.

Roguemos para que se hallen nuevos fármacos que puedan erradicar la enfermedad.

Un abrazo. Isabel

Soledad Sánchez M. dijo...

Me ha conmovido profundamente tu poema. Además de su belleza, los sentimientos tan dolientes que plasmas en él. Yo perdí a mi madre hace tres meses, y ha sido la experiencia más terrible que he vivido hasta hoy. El alzheimer es doblemente cruel: se lleva el alma, como la muerte misma, pero nos deja el cuerpo solitario.

Un beso muy fuerte.

Soledad.

Pedro dijo...

Conmovedor, me ha emocionado hasta la última fibra. Soy Ana, de Absurdilandia, la madre de una amiga padece este mal y sé de primera mano el sufrimiento q conlleva. El poema no puede ser más bello y emocionante. Un abrazo muy fuerte. Quiero creer q tu madre te observa desde su estrella, los q se van, no se van del todo...
Ana

ISABEL MIRALLES dijo...

Hola Soledad, recibe mi pesar por la reciente muerte de tu madre. Perder a la persona que más queremos y que más nos ha querido es terriblemente doloroso. Perdí a mi padre cuando yo tenía 23 años y a mi madre casi 11 años antes de su muerte real, pues la enfermedad, como bien dices, les roba la vida, en vida. No puedes imaginarte la de veces que les extraño; los llevo siempre en mi corazón.

Un beso, Soledad.

ISABEL MIRALLES dijo...

Hola Ana, gracias por tus siempre amables comentarios.

Mi consuelo es saber que mis padres, estén donde estén, cuidan de mí; tal como tú dices, son mis estrellas en un espacio infinito y desconocido.

Besos.

Goathemala dijo...

Debe ser terrible. Me parece muy afortunada para describirla la estrofa:

La belleza, la inteligencia,
sometidas, sumergidas,
en lagunas oscuras
sin posibilidad de un mañana.


--
Saludos.

ISABEL MIRALLES dijo...

Gracias por tus palabras. La enfermedad de Alzheimer es la muerte en vida; les priva de sus recuerdos y también de su presente, viven ausentes de su propia vida.

Un abrazo.